Algo sobre lo que reflexionar: Superpoblación

Estaba navegando por internet como cualquier otro día, y una viñeta salvaje apareció. Decía algo como:

“La tierra tiene 4,6 mil millones de años. Si lo ponemos en una escala de 46 años, nosotros llevamos en ella 4 horas. Entonces, la revolución industrial llegó hace 1 minuto. En ese minuto hemos acabado con el 50% de los bosques del planeta”.

De primeras me resultó interesante la forma en la que nos presentaba a los humanos lo pequeños que somos, pero después me estremecí al pensar también en lo nocivos que resultamos. Podemos pensar que nuestro afán por la devastación podría estar ligado a nuestros avances tecnológicos, y en parte ayudó, pero la principal causa es la superpoblación del planeta, ya que en ese último minuto hemos pasado de ser menos de mil millones de humanos, a casi 8000 millones.

superpoblacion-curva

Imagen de Wikipedia.

 

Realmente todo se rige por una lógica simple, y es que a mejores condiciones de vida resultantes del incipiente uso de maquinaria, más facilidades para ampliar la familia. Desde un punto de vista individualista, sentirte tranquilo y cómodo para generar más retoños era grandioso,  pero hemos llegado a un punto insostenible en el que existen demasiadas personas en un planeta con recursos en constante decrecimiento. Esto tiene relación directa con la devastación de los bosques, debido al uso de esas tierras para el cultivo, para pastos en los que criar el ganado, o para ampliar ciudades. Y evidentemente, a mayor número de humanos, mayor necesidad de usar el suelo para vivir o obtener alimento y materias primas, cuya consecuencia directa cae sobre nosotros mismos, ya que los niveles de desigualdad y pobreza han aumentado de forma tan alarmante como lo hizo la población.

superpoblacion-losinadaptados-revolucion-industrial

Imagen de sobrehistoria.com

La superpoblación no es un tema nuevo, ni este un artículo de opinión, ya que estos datos están contrastados y publicados en diferentes revistas científicas y se está convirtiendo en un problema cada vez más preocupante. De nuevo, esto es algo ya conocido e inevitablemente se nos viene un caso a la cabeza: China y su política de un hijo único lo cual trajo consecuencias negativas para la economía del país al margen de la cantidad de casos de segundos hijos abandonados o asesinados. Sin embargo, hay países que están barajando medidas de control de la natalidad alternativas con un único objetivo: controlar la superpoblación.

A raíz de esto esto se han generado movimientos anti-natalistas en pro de proteger el planeta a base de no generar más humanos. Y no les falta razón. Según los estudios, es más afectivo no tener hijos de cara a luchar contra el deterioro del planeta que cualquier campaña o acto medioambientalista. Inevitablemente, pensar en un mundo en el que la gente con sesera no tiene hijos, me lleva a imaginarme la humanidad dentro de algunos siglos tal y como la describían en la irónica película Idiocracia, dirgida por Mike Judge (creador de Beavis and Butthead) en la que tratan exactamente este tema y nos presenta un futuro de lo más desolador.

superpoblacion-losinadaptados-idiocracia


Imagen de portada: Pixabay