Depresión? Consume hongos mágicos (o destroza una habitación)

Todos nos hemos sentido tristes en algunos momentos de nuestras vidas, pero cuando esa situación se prolonga excesivamente y empieza a afectar nuestra relación con los demás, empieza a afectar a nuestro trabajo, e incluso a afrontar el día, estaríamos ante un problema muy grave, estaríamos hablando de depresión.

depresión

¿Qué es la depresión?

Sin duda no es un tema que tomarse a broma, ya que esta enfermedad afecta,aproximadamente, a un 3% de la población en mayor o menor grado, pudiendo desembocar en problemas como el aislamiento, carencia total de la autoestima, anorexia o bulimia, consumo de drogas (legales o no), autolesión o incluso pudiendo llegar al suicidio.

Existen formas de combatir la depresión: deporte y una alimentación adecuada, hablar con gente de confianza sobre lo que piensas y sientes, terapia psicológica o psicoanalítica, fármacos antidepresivos y/o ansiolíticos, o en casos concretos en los que la medicación no hace efecto y existen grandes riesgos de suicidio, hasta podría aplicarse terapia electrocompulsiva.

Hongos mágicos como ayuda

Resulta que acaban de sacar a la luz un estudio que prueba la increíble eficacia del principio activo de los “hongos mágicos”, la psilocibina, para aliviar los síntomas de la depresión y de la ansiedad durante, nada más y nada menos, que 6 meses.

Este compuesto fue probado con pacientes terminales de cáncer que, debido a ello, padecían depresión y ansiedad. Los resultados fueron esclarecedores: los síntomas se aliviaron en un 80% de los casos y de ellos, un 65% se curaron casi por completo. En comparación con los fármacos específicos para tratar la depresión (antidepresivos), estaríamos hablando de un éxito rotundo, ya que estos tan sólo son eficaces en un 40%.

depresión

Siendo tan eficaz, ¿cómo es que no se usa en la medicina? La respuesta es simple. Aún no se comprende bien el efecto de la psilocibina en el cerebro para que genere ese increíble efecto en los enfermos, por lo que, al carecer de una base científica sólida, no se aportan fondos para su investigación. Además, resulta evidente que el uso de este activo afectaría enormemente a las farmacéuticas, que se lucran con la venta de ansiolíticos y antidepresivos, por lo que impedirán como sea el estudio profundo de la psilocibina

¿Entonces?

Mientras la psilocibina no se comercializa, os proponemos destrozar cosas por menos de 20€.

En el complejo Battle Sports de Toronto se alquilan “salas de la ira” por unos 20 dólares. Te dan a elegir entre un surtido de mercancía frágil (relojes, vajillas, copas, etc…) para destrozarlo todo con la herramienta que prefieras. Además te permiten poner la “banda sonora” que elijas a tu episodio destructivo. Por supuesto, todo con protecciones.

Quizás esto no cure la depresión ni la ansiedad, pero te asegura un buen desahogo.

depresión-a-toronto-company-has-created-a-rage-room-thats-the-perfect-place-to-de-stress

_ _ _

Fuentes: pijamasurfthecreatorsprojectdmedicina