Flamingo’s Life, zapatillas veganas hechas en España

En Los Inadaptados estamos estrechamente ligados a las causas sociales, animales y medioambientales, participando en eventos y actos por los derechos de los animales y en contra de su uso para la experimentación, por eso cuando conocimos Flamingo’s Life no pudimos resistirnos a ponernos en contacto con ellos para conocer más sobre esta marca de zapatillas veganas y sobre su filosofía.

Hablamos de una marca que está aprobada por Peta como producto 100% vegano, es decir, libre de uso de animal en cualquier sentido. Además, son ecológicas, y 100% hechas en España. Realmente no podríamos pedir más ni estar más orgullosos de un producto español.

flamingos life zapatillas veganas caja

 

No podemos dejar de remarcar la simpatía, franqueza y amabilidad de los chicos de Flamingo’s Life, que no sólo estuvieron más que dispuestos a responder a nuestras preguntas si no que lo hicieron rápido, sin tapujos y ampliamente. Aquí os dejamos la mini entrevista, y no dejéis de leer hasta el final porque podréis ver nuestra experiencia de uso.


¿cuál es la historia de la marca?

Flamingo’s Life nace de una idea bastante loca. De echo, el equipo está formado por un politólogo, dos ingenieros, dos empresarios del mundo del calzado y un sociólogo.
Como puedes ver, es un equipo muy heterogéneo.

La historia surge tras acabar nuestras carreras. No queríamos trabajar para otros y tuvimos claro que debíamos aplicar la inteligencia en un proyecto nuestro, así que creamos Flamingo’s Life y nos lanzamos al mercado.

La primera temporada presentamos 3 modelos de cangrejeras, uno de ellos, The Caribbean, con la suela de esparto, se convirtió en nuestro producto estrella y la referencia con la que fuimos conocidos como marca, llegando a desfilar en Madrid Fashion Show, 080 Barcelona y ser publicados en Vogue.

En esta segunda temporada volvimos a lanzar las cangrejeras, con una nueva gama de colores, y triplicamos las ventas. Tras esta evolución cogimos los beneficios y los reinvertimos en crear las Oslo, un modelo de zapatilla clásica con ciertas mejoras tanto estéticas como de materiales.

¿cuál es el proceso de creación de las zapatillas y qué materiales usáis en sustitución a los tradicionales para que podáis considerar vuestras zapatillas “veganas”?

Durante varios meses estuvimos analizando opciones en busca de un producto que tuviera un mercado más amplio que las cangrejeras. Además debía ser un producto que pudiera seguir con la filosofía de la marca, con materiales libre de animales y ecológicos. Al final elegimos un modelo clásico y lo re-inventamos con una suela que no está mezclada con materiales sintéticos sino que es natural, de caucho.

Además diseñamos unos cordones imitando a los que llevan las botas de montaña y utilizamos un material, lona de suede, que al tacto y vista es igual que el serraje pero es 100% sintético, no lleva nada de animales.

¿en qué medida es para vosotros importante la lucha contra el abuso animal o el especísmo?

La industria de la moda es una de las que más animales sacrifica para la fabricación de sus artículos. Nosotros luchamos contra eso, contra el utilitarismo que hace el ser humano de los animales.

Creemos que la tecnología ha avanzado mucho y posibilita mejorar la calidad de vida, así como un desarrollo de un mundo más sostenible. Esto no se ha aplicado a la industria de la moda. No nos sirve vender por vender, el proyecto de flam es mucho más trascendental que eso, queremos mejorar el mundo, hacerlo un sitio un poco mejor con nuestro trabajo. Queremos ofrecer a las personas un modo de consumo ético respecto a los animales y les ofrecemos nuestros productos animal free, al final son ellos los que deciden.

Además, no sólo consideramos que nuestras zapatillas sean veganas. La marca en su conjunto lo es. Esto viene desde el inicio de la fabricación con las cangrejeras y ahora hemos seguido la línea con las Oslo. La idea que somos una marca Animal free no es solo en cuanto a que no usamos materiales de origen animal sino a que vamos a aportar nuestro granito de arena para salvarlos. Esto quiere decir que estamos desarrollando un proyecto con una asociación para donar de cada par vendido, un porcentaje que irá destinado a la lucha contra el maltrato animal, la caza de especies en peligro de extinción, etc.

¿vuestro equipo se compone de veganos/vegetarianos y/o activistas por los derechos animales?

No nos consideramos ni veganos ni activistas como tal, pero sí usamos la publicidad para llegar a la gente ofreciéndoles nuestra propuesta.
El mundo ha cambiado, las personas quieren ver que las marcas ofrecen algo más que productos, se interesan por su naturaleza, el modo de hacer las cosas y operar, esto supone un cambio de paradigma porque son ahora ellos, los clientes, los dueños de las marcas.

¿dónde se pueden comprar vuestras zapatillas de forma física?

Solo se pueden comprar a través de la web de Flamingo’s Life

 


 

Nuestra experiencia

Desde Flamingo’s Life nos hicieron llegar su modelo Oslo Black White y lo primero que nos llamó la atención fue la propia caja. Un packaging con un diseño cuidado, buen gusto y realizado con materiales ecológicos, que se abre como si de un cajón se tratase y con una cuerda que funciona de asa para transportarla.

Nada más abrir la caja nos encontramos con lo prometido. Unas zapatillas realizadas con materiales naturales, transpirables y muy cómodas. La loneta es suave y resistente, y el caucho de la suela es muy flexible, cómodo y se adapta perfectamente al pié. Otro detalle que nos ha encantado es la opción de cambiar los cordones corporativos por unos negros sencillos que también vienen incluídos en el paquete. Estamos ante unas zapatillas holgadas y de suela alta al mejor estilo del calzado de skate de toda la vida.

Tras una semana de uso no podemos estar más contentos con la experiencia. Se adaptar fenomal a la pisada, son cómodas y resistentes y perfectas para paseos tanto urbanos como rurales. Además son tremendamente versátiles y convinan perfectamente con estilos distintos.

zapas-1-1

 


 

CRÉDITOS:

Fotografías: Chenko Pripyat